Tiendas de Cataluña

Botigues de Catalunya

Buscar
Estás en  |  Inicio  |  Noticias  |  Detalle
Català  |  Castellano

Noticias

La pastelería catalana está de moda
La pastelería catalana está de moda Reviewed by Botigues de Catalunya on Nov 06 Rating: 4.5 La pastelería catalana está de moda Cada vez son más las personas de todo el mundo que vienen a estudiar en la escuela que el Gremio de Pastelería de Barcelona dispone en la capital catalana. Es por este motivo que la entidad acaba de inaugurar la residencia de la Escuela del Gremio de Pastelería, una edificación que pretende acoger este gran volumen de estudiantes de fuera de nuestras fronteras, que ya llega al 45% respecto del total.

Con un 45% de estudiantes de origen extranjero, la Escuela del Gremio de Pastelería acaba de inaugurar la residencia de la escuela, que permitirá dar acogida a estos futuros profesionales provenientes, sobre todo, de países de habla hispana.

Joan Turull, presidente del gremio, y pasteleros de renombre como Carles Mampel, Elies Miró y Josep Maria Rodríguez Guerola nos muestran cómo ha evolucionado este sector con tanta tradición a nuestro país, principalmente por el arraigo catalán a las fiestas y a las celebraciones en familia, y cómo se ha convertido en los últimos años en referente de pastelería para el resto del mundo, en un sector que, históricamente, estaba dominado al continente europeo por nuestro país vecino, Francia.

En sus inicios, en 1975, la escuela se limitaba a formar los hijos de pasteleros asociados. No es hasta el año 1991 que se abre en todo el mundo, hecho que hizo adquirir más prestigio a la entidad a la vez que otorgaba más recursos al gremio. “En aquellos momentos, el sector se ganaba bien la vida, pero el gremio se encontraba en una situación muy mala, y necesitábamos más recursos para poder defender bien los intereses del sector y hacerlo crecer”, explica Turull.

Esta iniciativa, así como la tarea del gremio de dar a conocer el producto y el savoir faire de la pastelería catalana en todo el Estado y de países como Francia, Suecia, Noruega, Japón y la mayoría de países del centro y el sur de América, ha dado sus frutos: “Nuestra escuela ahora es un referente mundial, desde hace un par de años”, añade el presidente del gremio.

De hecho, del total de estudiantes (más de 300 al año), sólo un 10% corresponde a hijos de pasteleros, mientras que el porcentaje de estudiantes de fuera de nuestras fronteras llega ya al 45%. Es por este motivo que el Gremio de Pasteleros inauguró el pasado mes de septiembre la residencia de estudiantes, en una ampliación de las instalaciones de la Escuela que, con un coste total de tres millones de euros, los ha permitido, además de las 44 habitaciones para los residentes, incrementar las dependencias destinadas a la docencia.

Pasteleros consagrados

Turull explica con orgullo que la gran mayoría de pasteleros catalanes de renombre han pasado por la Escuela del Gremio. Carles Mampel, propietario de las famosas pastelerías Bubó, es uno de ellos. Este maestro pastelero es uno de los profesionales más destacados a día de hoy, junto con nombres tan conocidos como Oriol Balaguer, Jordi Pujal, Paco Torreblanca o Yann Duytsche. Pero Mampel, a quien el sector lo reconoce como uno de los profesionales consagrados, considera que todavía tiene mucho para hacer: “Me queda mucho para aprender, es decir, para consagrarme, y considero que nunca veré el final de este oficio, nunca podré aprenderlo todo, es parte del atractivo de la pastelería”.

Como la gran mayoría de pasteleros, se dedicó por vocación, empezando a “ensuciar la cocina de mi madre ya desde muy pequeño y después a seguir aprendiendo y aprendiz, y no dejar de hacerlo”, explica. “Si no tienes vocación en este oficio, no vale la pena ni empezar, puesto que es complicado llevar una vida a la inversa de todo el mundo, a pesar de que es agradecido y, está claro, muy dulce”, añade.

Mampel abrió Bubó en 2005 y, en este periodo, ha pasado de ser “al obrador yo solo, a contar con más de 60 personas, tres tiendas, un bar de tapas... una locura”. Se trata de uno de los pasteleros más innovadores de nuestro territorio, amante del concepto de pastelería salada: “Siempre mezclo cocina y dulce, me gusta incorporar vegetales a los pasteles o dar técnica de pastelería al salado”, afirma.

Fuente: Consorci de Comerç, Artesania i Moda
La pastelería catalana está de moda
06 de noviembre, 2013 | 0 Opiniones

Cada vez son más las personas de todo el mundo que vienen a estudiar en la escuela que el Gremio de Pastelería de Barcelona dispone en la capital catalana. Es por este motivo que la entidad acaba de inaugurar la residencia de la Escuela del Gremio de Pastelería, una edificación que pretende acoger este gran volumen de estudiantes de fuera de nuestras fronteras, que ya llega al 45% respecto del total.

Con un 45% de estudiantes de origen extranjero, la Escuela del Gremio de Pastelería acaba de inaugurar la residencia de la escuela, que permitirá dar acogida a estos futuros profesionales provenientes, sobre todo, de países de habla hispana.

Joan Turull, presidente del gremio, y pasteleros de renombre como Carles Mampel, Elies Miró y Josep Maria Rodríguez Guerola nos muestran cómo ha evolucionado este sector con tanta tradición a nuestro país, principalmente por el arraigo catalán a las fiestas y a las celebraciones en familia, y cómo se ha convertido en los últimos años en referente de pastelería para el resto del mundo, en un sector que, históricamente, estaba dominado al continente europeo por nuestro país vecino, Francia.

En sus inicios, en 1975, la escuela se limitaba a formar los hijos de pasteleros asociados. No es hasta el año 1991 que se abre en todo el mundo, hecho que hizo adquirir más prestigio a la entidad a la vez que otorgaba más recursos al gremio. “En aquellos momentos, el sector se ganaba bien la vida, pero el gremio se encontraba en una situación muy mala, y necesitábamos más recursos para poder defender bien los intereses del sector y hacerlo crecer”, explica Turull.

Esta iniciativa, así como la tarea del gremio de dar a conocer el producto y el savoir faire de la pastelería catalana en todo el Estado y de países como Francia, Suecia, Noruega, Japón y la mayoría de países del centro y el sur de América, ha dado sus frutos: “Nuestra escuela ahora es un referente mundial, desde hace un par de años”, añade el presidente del gremio.

De hecho, del total de estudiantes (más de 300 al año), sólo un 10% corresponde a hijos de pasteleros, mientras que el porcentaje de estudiantes de fuera de nuestras fronteras llega ya al 45%. Es por este motivo que el Gremio de Pasteleros inauguró el pasado mes de septiembre la residencia de estudiantes, en una ampliación de las instalaciones de la Escuela que, con un coste total de tres millones de euros, los ha permitido, además de las 44 habitaciones para los residentes, incrementar las dependencias destinadas a la docencia.

Pasteleros consagrados

Turull explica con orgullo que la gran mayoría de pasteleros catalanes de renombre han pasado por la Escuela del Gremio. Carles Mampel, propietario de las famosas pastelerías Bubó, es uno de ellos. Este maestro pastelero es uno de los profesionales más destacados a día de hoy, junto con nombres tan conocidos como Oriol Balaguer, Jordi Pujal, Paco Torreblanca o Yann Duytsche. Pero Mampel, a quien el sector lo reconoce como uno de los profesionales consagrados, considera que todavía tiene mucho para hacer: “Me queda mucho para aprender, es decir, para consagrarme, y considero que nunca veré el final de este oficio, nunca podré aprenderlo todo, es parte del atractivo de la pastelería”.

Como la gran mayoría de pasteleros, se dedicó por vocación, empezando a “ensuciar la cocina de mi madre ya desde muy pequeño y después a seguir aprendiendo y aprendiz, y no dejar de hacerlo”, explica. “Si no tienes vocación en este oficio, no vale la pena ni empezar, puesto que es complicado llevar una vida a la inversa de todo el mundo, a pesar de que es agradecido y, está claro, muy dulce”, añade.

Mampel abrió Bubó en 2005 y, en este periodo, ha pasado de ser “al obrador yo solo, a contar con más de 60 personas, tres tiendas, un bar de tapas... una locura”. Se trata de uno de los pasteleros más innovadores de nuestro territorio, amante del concepto de pastelería salada: “Siempre mezclo cocina y dulce, me gusta incorporar vegetales a los pasteles o dar técnica de pastelería al salado”, afirma.

Fuente: Consorci de Comerç, Artesania i Moda

Etiquetas: pastelería, catalunya, joan turull, bubó, escuela

Comentarios:
Hay 0 comentarios disponibles.

 

En Portada

11 de noviembre, 2015
Presentación Compra Eixample
Presentación Compra Eixample
24 de octubre, 2015
12 de mayo, 2015
Secciones:
Inicio  |  Modelo comercial catalán  |  Noticias  |  Eventos  |  Asociaciones  |  Contacto  |  Fiestas Locales Cataluña 2013
© 2017 Botigues de Catalunya.
Todos los derechos reservados. Nota Legal  |  Mapa Web  |  Política de Cookies
powered by: dommia
Diseño Web
Dommia Soluciones Internet
c/ Lepant, 326, Entlo. 1, Desp. 2
08025 - Barcelona
Tel. 902 024 678 | +34 936 241 455
Portfolio visible en: www.dommia.es